Conoce los productos que pueden renovar tu piel

Renovar la piel. Es con lo que todas soñamos después de que comienzan a aparecer las líneas de expresión, la resequedad o  las manchas ¡Exacto! Cuando nos vamos pasando de edad. Pero y si te decimos que hay seis ácidos que impulsarán tu regeneración celular?

¡Entérate!

¿Qué son los renovadores celulares?

En una poderosa sesión nocturna, entre las once de la noche y las cuatro de la mañana todas las células de la epidermis se transforman. Lo normal, es que tu epidermis se descame (o renueve) por sí misma cada 28 o 30 días. Pero, como es de suponer, dependiendo de tu edad y de las condiciones de tu piel, la epidermis falla en su proceso natural.

Ahora es cuando entran en acción los renovadores celulares. Los productos encargados de acelerar el proceso de descamación de la piel. Estos renovadores, con sus ácidos o sustancias fundamentales, provocan que este proceso de renovación se realice casi de manera espontánea.

Están compuestos por:

Ácido mandélico

Estimula la renovación celular en pieles sensibles, como: pieles con acné, pieles con rosácea o pieles con manchas. Sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y bactericidas, básicamente atacan los problemas en pieles con características bastante negativas y difíciles de tratar. Si te preocupa saberlo, este ácido no es tóxico, no irrita y mucho menos enrojece la piel.

Ácido glicólico

Está pensado tanto para líneas de expresión finas como marcadas. Todas las personas pueden aplicarlo siempre y cuando no tengan una reacción fotosensibilizante, es decir, personas que no padecen constantes erupciones en la piel, por ejemplo: erupciones por psoriasis o dermatitis.

Ácido hialurónico

¡Es de lo mejor para hidratar! Actúa de manera preventiva o correctiva. Este ácido reemplaza el líquido que pierde tu piel, al retener H2O, llena el espacio entre las células, fibras de colágeno y elastina. Gracias a su alto nivel hídrico, genera un efecto de relleno sobre las líneas, disminuyendo la apariencia de las arrugas y reduciendo el tamaño de los poros.

Ácido láctico

Exfolia, humecta y es súper natural. Si estás buscando darle el correcto efecto antiage a tu piel, obtén ácido láctico. Tu piel gozará de mucha suavidad. Y por si fuera poco, unifica el color de la piel y atenúa arrugas y líneas de expresión.

Ácido lactobiónico

Es un polihidroxiácido no irritante, derivado de la lactosa. Y ¿Eso qué significa? Significa que tu piel evita a toda costa la pérdida de humedad, sin riesgo de irritación. Tiene casi los mismos beneficios que el ácido láctico, lo que lo diferencia es que protege la producción de colágeno. Además, es un potente antioxidante y aliado del hierro (un mineral indispensable para el cuidado de la piel).

Ácido ascórbico

Es más sencillo que lo reconozcas como vitamina C. Como sabrás, es esencial para la cicatrización y reparación de los tejidos. Protege, neutraliza, y mejora la elasticidad cutánea.  Actúa profundamente al combinar con otros productos de renovación celular.

Retinol

No es un ácido,pero definitivamente debemos incluirlo. Más bien, es un derivado de la vitamina A, a lo que nosotros llamamos activo cosmético. Se llama así, a causa de que estimula la producción natural de colágeno y ácido hialurónico en la piel, aportando múltiples beneficios. Regenera, estabiliza y mejora la hiperpigmentación.

¿Cuándo debes aplicarlos?

Los ácidos y el retinol deben aplicarse, especialmente, en invierno. Te vendrá muy bien aplicarlo como complemento de algún tratamiento de peeling. Y nunca olvidar, que se van a la par del protector solar.

Por cierto…

En Acstudio, cuentas con profesionales de confianza que te guiarán en todo tu proceso de renovación celular: desde la consulta, hasta la aplicación del producto que mejor se adapte a tu piel.

Haremos que tu piel se vea saludable y mucho más joven, sí que sí.