Aprende a mantener una rutina diaria para el cuidado de la piel

¿Cómo puedes mantener una rutina diaria para el cuidado de la piel? Primero, es necesario que aprendas a aceptar que  envejecer es parte de la vida y que no podemos cambiar las consecuencias de pasar por ello.

A diario nos enfrentamos a la contaminación, el estrés, los problemas del día a día, y todo eso hace que los signos del envejecimiento se hagan cada vez más visibles.

Pero el factor que más nos afecta es el paso del tiempo. Este hace que las líneas de expresión sean cada vez más notorias y que nuestra piel pierda el brillo de la juventud.

Pero, , podemos cuidar de nuestra piel y hacer que esta luzca bonita por mucho tiempo.

Factores para saber cuál es la rutina de belleza para ti

Conocer los factores que desencadenan un envejecimiento prematuro, te ayudará a saber por dónde empezar el cuidado de tu piel. Algunos de ellos son.

  • Suministro inadecuado de sangre. No hay distribución de nutrientes ni de oxígeno en la piel.
  • Factores genéticos.
  • Otros factores. Una mala nutrición, fumar, la contaminación, el estrés y el sol desencadenan la muerte de las células de la piel.

Al envejecer, la piel cambia, se modifica, pierde su hidratación natural y se deteriora. El colágeno, principal fibra de sostén de la piel, disminuye su producción. Como consecuencia, el tejido de soporte de la piel y la cohesión entre la dermis y epidermis se debilita, la piel pierde su tonicidad y firmeza. Se forman depresiones en la superficie de la piel: las arrugas, signos visibles del envejecimiento cutáneo y que principalmente, aparecen en el rostro.

Asimismo, una rutina adecuada para la piel permite que los procesos biológicos de envejecimiento, internos y externos, se ralenticen en nuestro cuerpo.

Pero todo esto requiere que tengas paciencia, disciplina y constancia, pues de la noche a la mañana, no podrás eliminar las consecuencias de la falta de cuidado.

Ahora, seguro te preguntas, ¿qué aspectos debo conocer de mi piel?

  • Examina tu biotipo cutáneo. Así podrás saber si llevar una rutina de belleza diaria para piel grasa, mixta o seca. O si esta debe ser diaria o semanal.
  • Evalúa tu rostro y piel en general. Mira al espejo y pregúntate qué aspectos de tu rostro te gustaría cambiar: manchas, líneas de expresión, piel seca o muy grasa, acné, flacidez, entre otros.

Para ello debes ser realista pues algunos cambios requerirán de una rutina de limpieza facial diaria o de productos de la mano de profesionales para una limpieza y cuidado profundo.

Hábitos de limpieza facial profunda

Tener una limpieza facial diurna y nocturna es esencial para gozar de un rostro libre de imperfecciones.

También para atenuar detalles como líneas de expresión y trabajar aspectos como la grasa, la hidratación, la resequedad, entre otros.

Por ello te daré algunos tips para el cuidado de la cara que debes tener en cuenta siempre que llegues a casa o cuando te levantes de la cama.

Rutina facial diurna

Si creías que el cuidado diario de tu piel solo tenías que hacerlo por las noches, te contamos que también debes seguir algunos tips por las mañanas.

  1. Debes eliminar los restos de sudoración y de sebo que se produjeron durante la noche. Puedes comenzar con un gel limpiador  o de algún otro agente calmante.
  2. Los tónicos faciales permiten restablecer el PH de la piel. Además cumple con funciones como la eliminación de restos, prepara la piel para el maquillaje, cierra los poros y permite relajar el cutis.
  1. Fortalece la piel, aporta agua en la capa cornea de la misma y crea una barrera cutánea para la protección de ella.
  1. No olvides aplicarte protector solar para evitar el envejecimiento prematuro de la piel causado por los rayos UV. Asimismo, utiliza ropa que cubra tu piel y sombreros que protejan tu rostro.

Rutina facial nocturna

Después de un día de trabajo y de mucho estrés tu piel necesita de un descanso y la mejor forma de hacerlo es administrándole tratamientos reparadores faciales antes de dormir.

  1. Es de los pasos más importantes que debes seguir, no hacerlo tapa los poros y envejece la piel. Por eso para remover los restos de suciedad del día, la crema de protección solar y otros agentes debes utilizar un producto desmaquillante apropiado para el rostro.
  2. Los productos limpiadores te ayudan a eliminar los restos de desmaquillante y a dejar la piel más lozana. Tienes diferentes opciones en el mercado, también puedes utilizar jabones suaves para higienizar tu piel.
  3. En el anterior apartado aprendiste que debes tonificar tu piel para lograr un equilibrio en ella, además es una forma de terminar de limpiar el rostro y de darle un refrescamiento.
  4. Sérum o suero facial. Puede venir en texturas como gel o aceites que te ayudarán a restablecer el colágeno y la elastina de la piel nutriéndola. Puedes aplicarla en el cuello y en el rostro con movimientos circulares o en forma de alisado en la piel.
  5. Hidratación. Para terminar de darle un aspecto elástico, luminoso y firme a la piel debes hidratarla con cremas que te ayuden a nutrirla para restablecer la perdida de agua en ella.

Recuerda que mantener  un orden de limpieza facial profunda te ayudará a retardar la flacidez, las líneas de expresión, los poros abiertos, la resequedad, entre otros.

Importancia del cuidado de la piel del cuerpo

Aceptar que estamos envejeciendo, no significa que dejemos de tratar la piel, significa que debemos brindarle mimos más frecuentes.

La falta de cuidados para el cuerpo tiende a más imperfecciones, así que sea la edad que tengas debes mantener hábitos básicos.

Del mismo modo, cuentas con tratamientos intensivos para la regeneración celular de la mano de expertas que te ayudarán a lograr una piel sana.

Los beneficios de hacerlo son muchos, no solo el de ver que tu piel se restaura y cobra vida, sino la de fortalecer tu autoestima.

Así que ya sabes, sé constante y disciplinada al adquirir un ritual de belleza para el cuidado de la piel.